1 de julio de 2011

Expolicía municipal, en huelga de hambre

Realiza una huelga de hambre, José Adolfo Eúan Balam, ex policía municipal, porque asegura que desde hace ocho meses fue despedido injustamente acusado de acoso sexual por cuatro compañeras, que luego lo denunciaron ante el Ministerio Público del Fuero Común, pero una de ellas se retractó formalmente y señala a una policía de nombre Imelda Alanis Palma, de ser la que armó todo. Además de que hasta la fecha no ha recibido su finiquito y fue boletinado al sistema Plataforma México, por ello no puede laborar en ninguna corporación policiaca.

A las nueve de la mañana, de este jueves, el ex policía empezó una huelga de hambre frente al palacio municipal, para que según sus palabras, le hagan caso ya que han pasado ocho meses desde que lo corrieron y nadie en el ayuntamiento le quiere dar la cara.

Hizo énfasis que “la madrugada del 20 de noviembre del año pasado, Roger Chan Cohuó, policía administrativo (en aquel entonces), fue detenido por golpear a un mesero en el bar “La Caverna de Rex”, porque no quería pagar la cuenta de cien pesos y como lo llevaron a la cárcel y le di entrada porque era el comandante de guardia, me amenazó que haría todo lo posible para que me acusaran de acoso sexual algunas compañeras, lo que coincidentemente sucedió cinco días después y derivó en mi baja, y se sabe que a Roger Chan lo protegían los altos mandos de la corporación”.

Mencionó que fue acusado por cuatro mujeres policías por acoso sexual, de esto se enteró el pasado 25 de noviembre del 2010, día en que fue citado por Gamaliel Arana Chan, hoy contralor, que en ese momento fungía como director de Asuntos Internos y por Carlos Mendoza Quijano, ahora subcontralor que anteriormente era el contralor, en presencia del director de la policía Eduardo Isidro Gutiérrez Sánchez, y asegura que entre ellos lo presionaron y amenazaron para que firmara su baja, pero no lo hizo, y que ese mismo día el titular de la policía lo boletinó al sistema Plataforma México para que no pueda trabajar en la policía en ninguna parte del país, “siendo que no me comprobaron nada, y hasta que me comprobaran algo, entonces si podían boletinarme”, dijo.

El entrevistado señala que “lo de las amenazas se lo di a conocer al director de la policía en tiempo y forma mediante un escrito la mañana siguiente, sólo que no hizo caso”.

Tiempo después las mujeres policías que lo acusaban lo denunciaron ante el ministerio público, sólo que una de ellas, de nombre Selene Vivas Medina, hija del subdirector de Tránsito, Domingo Vivas Osorio, se retractó ante la autoridad ministerial señalando “fui presionada por mis superiores ya que me informaron que tenía que apoyar la acusación de la señora Imelda Alanis Palma y me dijeron que lo hiciera porque así me convenía y que si no lo hacía podía perder mi trabajo de policía”, y al negarse, dice su declaración ante el ministerio público que “me dijeron que me tenía que alinear porque son órdenes de arriba”, aunque se reservó el nombre de los que la presionaron porque, asegura “son funcionarios que pueden hacer que yo pierda mi trabajo”.

Y remarcó que la misma Imelda Alanis Palma, le comentó “¿viste que me iba a fregar a un comandante?”, en referencia al comandante de guardia José Adolfo Euán Balam.

El huelguista, señala que Imelda Alanis Palma, agente activo de la Dirección de Seguridad Pública entró a la corporación hace aproximadamente siete meses y es una ex empleada de conocido supermercado cercano al palacio municipal de donde la corrieron por robar, de lo que tiene pruebas y que hasta el día de hoy no la dejan entrar a ese negocio.

Euán Balam pide que lo finiquiten de acuerdo a la ley por los nueve años de servicio, que lo retiren de Plataforma México y/o su reinstalación al puesto ya que no le han comprobado nada de lo que lo acusan.

Hasta donde se manifestó frente al palacio municipal, acudió la regidora Raquel Pérez Mac, a escuchar la demanda y le aseguró que en 72 horas se solucionara su caso, aunque el ex policía continuó en huelga.

Fuente: Por Esto!